Intra-Emprendimiento, Intra-Innovación = Beneficios para todos y competitividad

Mucho tiempo desde el último post… las semanas son frenéticas y siempre dejo aparcado el blog para la última de una lista interminable de tareas.

Al grano, ¿a qué me refiero con intra-emprendimiento e intra-innovación? No sé si estos términos existen realmente a nivel de la RAE, pero para mí tienen un significado claro: cuando desde “abajo” se tienen iniciativas e ideas.

Ok, no lo he dejado aún muy claro… vamos a ponernos en una situación más o menos realista: como sabrán los que me conocen personalmente, en nuestro negocio (y en particular en la división a la que pertenezco de mi empresa), tenemos dos actividades principales distribuidas por todo el territorio con varios equipos para cada una de ellas: desarrollo de Software y soporte de las instalaciones en producción en los distintos centros sanitarios.

El I+D de nuestra empresa y el rumbo que toman los desarrollos de nuestros productos vienen marcados desde dos líneas de trabajo: las necesidades internas, generalmente comerciales, que nos sitúen de la mejor forma posible en el mercado (desarrollo de ventajas competitivas), y las necesidades de nuestros clientes actuales (peticiones expresas, detección de problemas o necesidades no cubiertas en los sistemas de producción).
Generalmente ambos objetivos suelen ir paralelamente ya que el feedback de nuestros usuarios suele ser la mejor fuente de innovación para nosotros. El problema viene cuando ambos objetivos (empresariales y del cliente) son contrapuestos, aunque eso ocurre pocas veces y no es su análisis el objetivo de este post.

Por tanto tenemos, en nuestros equipos de desarrollo un I+D que podríamos llamar “oficial” y planificado en el tiempo.

Por otra parte disponemos de nuestra amplia red de soporte al usuario, compuesta en mayormente por personal altamente cualificado, con amplia experiencia y cuya misión principal es el mantenimiento de los sistemas y atención al usuario final.

Esta red de soporte dispone de una visión diferente del entorno, dado que está a pie de centro sanitario y trabajando codo con codo con los profesionales que utilizan nuestros productos. Esa cercanía al usuario final les permite tanto detectar problemas presentes como futuros, y necesidades no cubiertas.

Lógicamente esa recolección de información obtenida desde las redes de soporte supone a su vez un importante feedback para la dirección estratégica de la compañía, y se utilizará en parte para incorporar nuevas opciones y vías de negocio a través de la vía “oficial”.

Hasta aquí el funcionamiento más o menos normal de cualquier empresa de TI. Volviendo a la preguna inicial ¿qué entiendo entonces por intra-emprendimiento o intra-innovación? Cuando fuera de la actividad habitual de cada individuo (es decir, al margen de sus responsabilidades según su puesto), se va un poco más allá y se aportan ideas, o mejor aún soluciones, que beneficien tanto a la empresa como al cliente.

¿A qué me refiero exactamente? Llevándolo a nuestro caso particular, a la iniciativa de cada uno, que con el amplio Know-How del que disponemos de nuestros productos y de nuestro negocio, permita satisfacer esas necesidades detectadas sin entrar en la vía “oficial”.

¿Cómo se consiguen satisfacer dichas necesidades? Con lo que yo llamo “darle una vuelta de tuerca” tanto al concepto establecido del negocio como a las posibilidades técnicas de las que ya disponemos en nuestros sistemas. En cierto modo esto tiene alguna semejanza con las medidas adoptadas en grandes compañías como Google o Microsoft donde se les permite a sus trabajadores emplear un % de su tiempo en proyectos personales.

Es evidente que sin contar con los equipos de desarrollo “oficiales” en muchas ocasiones no se podrán culminar esas soluciones, pero lo que se buscan son ideas innovadoras y soluciones imaginativas, aunque al final sea necesario darle un impulso o último retoque entrando en la vía oficial.

En una Pyme como la nuestra no llegamos al nivel de las citadas grandes empresas, pero tratamos de incentivar a nuestro personal para que exploten todas sus capacidades y esto revierta en beneficios para todos. Es decir decir, buscamos e incentivamos que el personal vaya un poco más allá de sus responsabilidades habituales, que no se acomoden con un trabajo rutinario (lo típico de “hago mis 8 horas y me voy”) y se involucren lo máximo posible en esa detección de necesidades y desarrollo-inventiva de soluciones.

Queremos huir del “empleado-administrativo” y se busca gente con iniciativa y que tengan una gran proactividad (palabra tan denostada últimamente).

Una vía es tan importante como la otra y ambos sistemas de mejora son complementarios.

¿Cómo lo hacéis vosotros? ¿Qué opináis al respecto?

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: